Regresar a la página anterior

HARPER: BIOQUIMICA ILUSTRADA (30/ED.)
ROBERT MURRAY
McGRAW-HILL
 
Código de Barras: 9786071513687
Año de edición: 2016
 
Tipo de pasta: SUAVE
ID: 83699
Precio en tienda: $1359.00
Precio en línea: $1291.00
Sin existencia, lo pedimos a la editorial y lo tendríamos disponible de 3 a 5 días hábiles.
 
La ilustración de la portada representa el proteasoma y la degradación proteolítica inicial de una proteína intracelular ubiquitinada. El proteasoma consta de un complejo macromolecular de 14 subunidades α y 14 subunidades β (mostradas en verde y amarillo, respectivamente) dispuestas como cuatro anillos apilados α7β7β7α7; estos forman una cámara hueca, parecida a tubo, que contiene proteasas inmovilizadas. Un polipéptido marcado para degradación (que se muestra en rojo) entra al proteasoma (parte superior izquierda) y es hidrolizado hacia fragmentos peptídicos por proteasas internas del proteasoma. Después de su salida del proteasoma (parte inferior derecha) proteasas extracelulares degradan estos fragmentos peptídicos a aminoácidos. La degradación oportuna y controlada de proteínas intracelulares es crucial para procesos biológicos tan fundamentales como la diferenciación y la división celulares. La capacidad para reconocer proteínas desnaturalizadas o dañadas y desecharlas es esencial para la salud, porque la acumulación de agregados proteínicos contribuye de manera significativa a propiciar diversas enfermedades del ser humano, incluso muchos trastornos neurológicos. Aaron Ciechanover y Avram Hershko de Israel, así como Irwin Rose de Estados Unidos, recibieron el Premio Nobel de Química 2004 por el descubrimiento de la degradación de proteína mediada por ubiquitina.